Protelasa

Saco de 25 kg.

Proteína de corteza de cerdo.

Presentación: la harina de cerdo es una proteína procedente de la corteza de cerdo, deshidratada, sometida a un proceso de ahumado y molida, bajo modernos sistemas tecnológicos que garantizan su estabilidad absoluta, tanto en sus parámetros físicos como bacteriológicos.
Destaca su bajo nivel de peróxidos, que se mantendrá durante años, conservando el producto en su envase original a temperatura ambiente.

Organoléptico: polvo de color dorado, de sabor neutro o ligero a cerdo.

Aplicación: la harina de cerdo, se incluirá en la cutter o picadora, de forma seca como un ingrediente cárnico mas, añadiendo al agua-hielo habitualmente utilizados, lo sugerido para la rehidratación.

Dosis: normalmente, se recomienda incluir entre el 1% y el 3% de harina de cerdo, sobre el peso total de la masa, más el agua precisa para su rehidratación (entre 4-5 partes por cada parte de harina de cerdo).
-Productos frescos: tres partes de agua y 0,6 de grasa-tocino, por cada parte de harina de cerdo. Reducirá sensiblemente las pérdidas de los jugos-líquidos durante la comercialización; mejorando el aspecto exterior y la jugosidad una vez cocinados.
- Productos curados: entre 0,5-1% de harina sin añadir agua, mejorando así los rendimientos finales y adelantará el periodo de curación.
- Productos semicocidos y cocidos: entre 1-3% de harina de cerdo, 0,6 kilos de grasa-tocino y 4-5 partes de agua por parte de harina.

Ingredientes: cortezas de cerdo, sal y extractos naturales de plantas.
Puede contener trazas de derivados de soja.

Almacenamiento: almacenar en sitio fresco, seco y aislado del suelo y de focos de humedad. No exponer a la luz solar directa ni a temperaturas altas. Evitar focos de calor cercanos al almacenamiento del producto.
La caducidad m

Formato: saco de 25 kg.

Información adicional:  no es, ni contiene, no ha sido producido a partir de organismos genéticamente modificados.

Alérgenos: traza: soja y derivados.